See you, Sam

Hola, Sam.

Hace mucho tiempo que no te escribo, lo sé. Pero sentía la necesidad de hacerlo. Como en los viejos tiempos.

Han pasado seis años, ¿cómo te va todo? Supongo que habrás continuado con la carrera de derecho. Querías ser abogado, y aquello me gustaba. Te hacía parecer mayor sin perder tu niñez.

¿Y Megan? ¿Todavía salís juntos? Se os veía muy enamorados. Ya teníais muchos planes hechos: casa en Londres, cerca del Támesis, con una escuela cerca para los tres hijos que queríais.

Yo estoy bien, por si te lo preguntas. Me fue muy bien mudarme a París, mi ciudad de nacimiento. Comencé de nuevo. ¿Recuerdas aquel corte de cabello que comenté que quería hacerme? Pues me lo hice. E incluso me cambié de nombre. Ahora me llaman Evelyn. Ya sabes, como mi madre.

Y estudio letras. Sí, después de varias peleas con mi padre, abogado, para que estudiara derecho. Y con mi otro padre, médico, para que estudiara medicina. Pero finalmente conseguí hacer aquello que más me gustaba. Las letras.

Porque no me veo estudiando algo que no disfruto solo porque unas personas me obliguen a ello.

Y sí, he conocido a alguien. Se llama Hal, Hal Bennett. Es un chico alegre y divertido. Y siempre consigue sacarme una (o varias) sonrisas. Es un chico muy (vale, bastante) especial.

Me gustaría que me respondieras a la carta. Me gustaría saber de tí, de cómo ha ido tu vida y tu todo.

Ya me responderás.

Hasta otra, Sam.

Atentamente, tu amiga Beatrice (Evelyn) Marks.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s