Continúo enamorado de ella

Sábado, media tarde. El Sol ya empieza a desaparecer por el horizonte, allá a lo lejos.

Paseo por las concurridas calles de Nueva York, esquivando a algunas personas que se empeñan en entrometerse en mi camino.

Un paso adelante. Otro más. Siempre hacia adelante. Aunque mi futuro ahora parece estar más que destrozado.

Me han despedido de mi trabajo. Era arquitecto, disfrutaba trazando líneas en una hoja en blanco. Diseñar los edificios que Nueva York, más tarde, luciría.

Y ya no tengo nada. Sí, aún me quedan mis amigos, pero ninguno de ellos puede entender por lo que estoy pasando.

Las luces de una cafetería llaman mi atención. Entro y, lo primero en qué me fijo es en una mirada perdida en la ventana. En una mirada que ya creía desaparecida de mi vida.

Me acerco a esos ojos que no sé qué observan con tanta fascinación. Y, cuando me ven acercarse, se asustan.

Sonrío, antes de oír su carcajada. Una carcajada que, hasta ahora, no sabía que echaba de menos.

– ¡Hola! – dice alegre. Se levanta de su silla y me da dos besos. Como siempre hacía – Por favor, siéntate.

Me siento en la mesa que hay en frente a ella.

Ha cambiado bastante, al menos en aspecto físico. Ha adelgazado algún que otro kilo. Y sus cabellos. ¡Oh, sus cabellos! ¡Eso sí que es un cambio! Ha cortado su melena castaña, una melena que le llegaba hasta la cintura. Ahora lo lleva por el cuello y además teñido de rojo oscuro.

Pero sigue siendo igual de preciosa.

– ¡Cómo has cambiado! – es lo único que consigo decir, aún maravillado por su belleza.

– ¡Mira quién habla! – dice, sonriendo. Está increíblemente preciosa.

Un camarero se acerca a nosotros y me pregunta qué quiero. Pido un café negro y, mientras él se marcha, vuelvo a mirarla. A Krystal.

– ¿Qué hay de ti? – pregunta, antes de fijar su mirada en su taza de café, casi vacía.

– Bueno, no hay demasiado que contar, la verdad – respondo, sin poder dejar de mirarla -. Ya sabes a qué me dedico – se me hace un nudo en el estómago nada más recordar que he sido despedido -, así que nada. Mi vida no ha cambiado demasiado en estos años.

– Oh, vaya.

Se termina lo poco que queda en su taza y me mira. Realmente echaba de menos esos ojos azabache fijos en mí.

– ¿Y qué hay de ti? – pregunto, mientras el camarero me deja la taza de café -. ¿Conseguiste trabajar en el periódico de Chicago?

Sonríe antes de sacudir la cabeza.

– Qué va. Jamás he sido lo suficientemente buena para eso.

Dios, siempre se infravalorará. Ése siempre ha sido uno de sus pasatiempos favoritos: creerse menos de lo que vale.

– ¿Qué no eres buena para eso? – digo, antes de beber un sorbo del café. Demasiado fuerte -. Eres buena y mucho más, Krystal. Siempre te lo he dicho y siempre te lo diré.

Sacude la cabeza con una sonrisa en sus labios. Está endemoniadamente genial cuando sonríe así.

– Vamos, Archie. No tienes por qué mentir.

– No miento, Krystal – y tal vez hago esto por efecto del alcohol que me he tomado hace un par de minutos, pero me incorporo y agarro su rostro por las mejillas, casi juntando nuestras caras -. Eres la mejor chica que he conocido jamás.

Continúo sin saber si es el alcohol el que trabaja por mí, pero la beso. La beso apasionadamente, devorando sus increíbles labios con los míos.

Solo cuando nos separamos, soy capaz de mirarla de verdad, casi arrepintiéndome de lo que acabo de hacer.

– Esto… Archie, ¿estás borracho?

– Puede – digo -. Sí, lo estoy – termino confesando.

Sacude su cabeza de manera imperceptible y me besa. Me asusto ligeramente, pero después dejo que sus labios sigan besándome, disfrutando de ello.

– Me da igual.

Se levanta al mismo instante que yo y parecemos fundirnos en un solo ser.

Porque hasta ahora no me había atrevido a decirlo. Pero creo que sigo terriblemente enamorado de ella.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s