Y es que ya no sé qué hacer… #textoliterario

Vale, ahora mismo simplemente necesito descargar todo el torrente de emociones y sentimientos que pasean sin control por mi cuerpo. Y, sinceramente, esta entrada en mi queridísimo dirario va a quedar fatal, desordenada y sin sentido. Pero necesito hacerlo, necesido sacar al exterior todo lo que siento.

Y es que ya no sé qué hacer. Me gusta Mark. Sí, aunque debería simplemente quererlo como el hermano que es para mí. Y sí, no somos hermanos de sangre, solo por un absurdo papel que nos acredita como “Hermanastros”. Él es alemán. Yo soy francesa. ¿Qué tenemos en común, pues? Pues supongo que el amor que sentimos el uno por el otro o, por lo menos, el que yo siento por él. Y le quiero. Más de lo que debo. Nos hemos acostado. Un par de veces… o más. Sé que está mal, que no debería haberlo hecho. Pero es que le quiero… Y le necesitaba.

Y también quiero llorar. Llorar porque sé que jamás tendré a Mark como quiero tenerle. Ser una pareja normal, de las que van al cine o se toman un café en la plaza de la ciudad. Una pareja de las que se sacan fotos sin parar, de las que se besan lo más profundamente en la intimidad. Pero sé que eso jamás pasará. Porque Mark tiene muy claro que lo sucedido fue un error.

Pero mi mente se niega a pensarlo. Mi cabeza y corazón prefieren creer que no fue un error, que él rectificará y que se dará cuenta de que podemos hacerlo. Que podemos follarnos una y otra vez y que al mundo le dará igual. Pero, ¿y nuestros padres? Esos dos hombres que firmaron dos adopciones, un alemán y una francesa. Tal vez a ellos sí les importe que tengamos una “relación”, si llega a haberla.

Y, como he dicho antes, ya no sé qué hacer. ¿Debería confesarle mis sentimientos, o callarlos y ocultarlos para siempre? El “no” ya lo tengo, como bien dice una amiga mía. Pero, ¿y si la respuesta no me gusta?, no quisiera desfallecer y dejar que la tristeza me coma por dentro. Sinceramente, todo mi ser está hecho un auténtico lío, y ojalá pudiera ordenar mis ideas, darles un sentido y poder analizarlas con tiempo y meditación.

Pero sé que eso no es posible, y que hay que darse prisa. Porque, si espero mucho tiempo, Mark podría marcharse, para siempre, y ya no habría posibilidad de recuperarlo jamás.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s