Un año genial #personal

Llevo desde hace dos horas pensando en lo mismo y ahora que he llegado a casa, creo que va siendo hora de deshaogarme y soltarlo todo.

Hoy he ido a un concierto del Conservatorio, ya que mi hermana actuaba en la Coral. Lo que yo no sabía es que hoy se entregaban los premios (o diplomas) a los graduados de este año. Yo debería haber estado ahí, recogiendo mi diploma, pero por cosas del destino, tuve que repetir UNA asignatura este año y no ha podido ser.

Ojo, no estoy diciendo que esté deprimida por ello. Ahora veréis.

¿Sabéis qué pensé a principios de curso, antes de empezarlo? Me llamé gilipollas, que cómo podía haber caído tan bajo. Que no sabía con qué gente me tocaría y que me sentiría desplazada. ¿Sabéis lo gracioso de todo ésto? Que me equivoqué por completo.

Este curso ha sido uno de los mejores que he vivido. Sí, he repetido una asignatura, pero gracias a ello he conocido a gente increíble, he obtenido nuevas amistades, ya sea en esta asignatura o en cualquiera de las otras, aunque en éstas haya continuado adelante. He pasado por momentos geniales, he compartido risas escandalosas con ellos. Me siento realmente feliz de este año. Sí, ahora podría estar en mi casa con mi diploma de graduada y mi título del grado profesional. Pero, sinceramente, si no hubiese repetido armonía, no habría vivido lo que he vivido y no podría contar las experiencias que narro a la gente. Realmente he disfrutado con este año, en el Conservatorio.

Pero volviendo al inicio del relato, ¿por qué os estoy contando ésto? Porque hoy me han intentado hacer sentir como una auténtica mierda. Gente cuyos nombres no diré (aunque si leyeran ésto me encantaría que se tragaran sus palabras, y ya digo que no son mis padres, no vayamos a crear confusiones) me han… ¿recordado?, no, creo que esa no es la palabra adecuada. Me han dicho que soy una fracasada, que yo debería estar ahí, en ese escenario recogiendo mi título. Que soy un caso perdido, que estoy desperdiciando mi tiempo. Han sido palabras que me han dolido mucho, oír.

Lo bueno de todo ésto es que yo no me siento así. Yo siento que he crecido como músico, como persona y en otros ámbitos, todos igual de buenos que los anteriores. Creo que todo lo que me llevo de este curso de 6º con una asignatura de quinto es genial, perfecto. Me llevo unos conocimientos que no aprendí en su momento (no por vangancia, simplemente me costó demasiado la primera vez que me los dieron a conocer), unos compañeros que espero seguir teniendo el año que viene y unos amigos que espero tener durante mucho tiempo.

A todo ésto, después de haberme deshaogado con frases revueltas que a veces ni se relacionan con las que van a continuación, quiero transmitir el mensaje de que si alguna vez os intentan hacer sentiros mierda, que no les dejéis. Si vosotros estáis contentos con vosotros mismos, no permitáis que os intenten destrozar.

#Lavidaesmuycortacomopara deprimirnos, teniendo a nuestro alrededor risas aún por descubrir.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s