En el tren #textoliterario

Ésto ni siquiera es un poema,

son versos alocados

sin orden ni concierto

plasmados sobre una hoja de papel.

Te conocí por casualidad,

delante de mí,

sentada con un libro entre las manos

y unos auriculares en tus oídos.

Cada día que cojo el tren

te busco con la mirada,

no puedo permitirme el lujo

de no verte en un día.

Y es que no sé

cómo decirte

lo mucho que me gusta

tu pelo azul.

¿Desde cuándo odio leer?

¿Desde cuándo no escucho música en el tren?

Pero así, sin nada que me ocupe

puedo pasar el rato contemplándote.

Me gusta tu estilo rockero,

tu ropa negra y ajustada,

es tan distinto a mi estilo

que parece imposible que pueda gustarme.

Intento escuchar,

prestar atención,

conseguir adivinar

tu canción.

Sé pocas cosas con certeza,

pero ésta sí la sé,

y es que aunque no sepa en qué idioma hablas

sé que es mi favorito.

Me gustaría saber dibujar

para así poder plasmarte en una lámina

con todo lujo de detalles

pero sin olvidarme tu pelo azul.

Me encantan las pecas que componen tu piel,

las manchitas que la adornan,

podría pasarme el día entero contándolas

y no aburrirme en siglos.

Quisiera que fueras mi musa

para poder dedicarte mis versos,

unos versos tan desordenados

que ni siquiera parecen poesía.

Y eso es lo que he hecho,

dedicarte estos versos

que nunca leerás

ya que, desgraciadamente, nunca me hablarás.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s